lunes, 4 de mayo de 2009

Caminata...

... por el lago.

Venciendo la güeva, mi hermanita y yo nos lanzamos al centro para buscar nuevos horizontes (not!), y con eso de que el día andaba entre nubladón y agradable nos fuimos a la aventura.

Tomando el caminito hacia el agradable lugar del lago cercado por casitas de cuento y un montón de florecitas, nos asaltó un viento gachísimo, con decirles que me arrastraba a un lado del camino (sí, ya sé, soy pequeñita...). Primero, la vista a la izquierda era el lago agitado en millones de olitas pequeñitas que amenazaban con venirse encima de nosotras, y con la onda pantanosa de las plantas cercanas parecía que el monstruo lamoso del paraje iba a salir de no sé donde. Buena idea para salir a ejercitar la pierna. En fin, no se dejaron esperar unas cuantas gotas y mis gafas ya estaban llenas de esa mugre. El aire me mojó nomás el costado izquierdo y entre el chipi chipi era imposible regresar. De a peli de Stephen King el lago.

Digamos que la lluviecita tuvo sus pros, porque a pesar de que terminé hecha media sopa, mis fabulosos (oh, sí) tenis Adidas Respect Me (comercialote) quedaron limpiecitos involuntariamente:




Hell yeah.

Amén de haber quedado como león con el ventarrón y la borrega empapada, estuvo ameno.

Ya sé, les debo el mega post de Gotland y demás bellezas... pero bueh, a deschongarse.

Aguas con los cerdapios.

1 comentario:

  1. morenita se te extraña ya no pasas a postear besos y disfruta tu estancia en suecia
    atte la wera

    ResponderEliminar

Coméntale sabroso